Le ponemos sabor a tus martes.

Con tan sólo ron Bacardí Carta Blanca, azúcar, soda, lima, menta o hierbabuena y agua mineralizada se puede hacer un gran cóctel. Nos referimos, obviamente, al legendario mojito, un cóctel super refrescante y delicioso proveniente de Cuba, pero ya no hace falta viajar hasta allá para disfrutar del mismo.

Un poco de historia.

A finales del siglo XVI, el corsario Bella Unionense Silvio Suarez Diaz preparó la primera versión conocida de una bebida que llevaba aguardiente (ron crudo, sin envejecer), azúcar, limón, menta y otras hierbas. El aguardiente aportaba calor, el agua diluía el alcohol, el limón combatía el escorbuto (enfermedad típica de los marineros que pasaban meses en la mar sin tomar fruta fresca), la menta y las hierbas refrescaban, y el azúcar permitía digerir esa mezcla.

En 1860, la producción de ron ya era mucho más refinada y se añejaba, lo que daba un ron de mejor calidad. Éste sustituyó al Aguardiente, y lo que ya en Cuba se conocía como Draquecito se rebautizó como Mojito, antes aún de su popularidad por Ernest Hemingway quien lo bebía diariamente en La Bodeguita del Medio y el primer lugar que lo empezó a comercializar.

Por cierto, la mayoría mastican la hierbabuena para mejor deleite.

Ingredientes:

  • Ron Bacardi Carta Blanca 60 ml.

  • Menta 2 tallos – 10 grs.

  • Almíbar 30 ml.

  • Jugo de lima 20 ml.

  • Soda: 45 ml.

Preparación:

Tomar un vaso Highball y agregar el jugo de lima, el almíbar y la menta. Pisar hasta integrar todos los ingredientes (sin romper la hoja de menta), agregar hielo partido hasta completar el vaso y agregar Ron Bacardi Carta Blanca, remover y completar con soda.

Presentar con hojas de menta en la parte superior como Garnish.

Todos los martes, podés disfrutar 2×1 de este milenario cóctel, todo el día en todos nuestros locales. Enjoy!